Globos de Oro: Las Mujeres se Roban el Centro de Atención

Este año, los Globos de Oro entregaron un poderoso mensaje sobre las mujeres, abordando temas como el acoso sexual y la desigualdad de género

Los anfitriones insistieron que aún había una atmósfera de celebración, a pesar de los graves problemas que hicieron que la atmósfera pareciera más pesada que lo normal.

También fue destacado que era un desafío incómodo hablar sobre tales temas dentro de un formato de programa de premios.

La transmisión tuvo problemas para mantener un balance adecuado, entregando una declaración de sus ganadoras mientras también experimentaba fallas en el ritmo, el entretenimiento y momentos más ligeros.

En su monólogo de apertura, Seth Meyers, el anfitrión de la ceremonia, tuvo éxito en establecer justo el tono correcto; pasó más tiempo en el acoso que en las políticas nacionales, aunque el presidente Trump no quedó fuera de la discusión.

Discursos como los de Oprah Winfrey, agitadores y emocionales, interrumpieron el flujo logístico del programa.

Aunque Los Globos son conocidos como un asunto suelto e impredecible, los ganadores y discursos de este año parecían escritos.

Meyers hizo un punto importante y se dirigió directamente al frecuente cargo de elitismo en Hollywood, diciendo que la mayoría de las personas que trabajan en las películas y sets de TV no son las estrellas y productores bien pagados.