Ley de aborto aprobada en Irlanda – Mujeres pagan tributo a inmigrante india

El movimiento de derechos de aborto en Irlanda fue despertado por la muerte de una mujer inmigrante india, Savita Halappanavar. La ley de aborto fue aprobada por el parlamento irlandés el viernes 25 de mayo.

El último viernes, 25 de mayo fue una fecha histórica para Irlanda, ya que los votantes lograron derogar la octava enmienda constitucional del país la cual implicaba que las mujeres tenían prohibido someterse a un aborto, a menos de las razones para hacerlo. Por lo tanto, la mayoría de las mujeres tenían que optar viajar al Reino Unido para someterse a este procedimiento médico u ordenar ciertas píldoras ilegalmente en Internet que causa el aborto.

Sin embargo, todas estas han terminado el último viernes, cuando 1,429,981 personas irlandesas votaron para que se derogara esta prohibición, comparado con 723,632 que votaron contra ella, como declaró el Escrutador Barry Ryan el sábado, 26 de mayo.

“Lo que hemos visto hoy es una culminación de una revolución silenciosa que ha estado tomado lugar en Irlanda por los últimos 10 o 20 años. Esto ha sido un gran ejercicio en la democracia y la gente ha hablado,” fueron las palabras del Primer Ministro Leo Varadkar.

La gente ha dicho que ellos quieren una constitución moderna para un país moderno y confiamos en las mujeres y las respetamos para que hagan las decisiones y las opciones correctas. Le da al gobierno el mandato que necesitamos ahora para traer hacia adelante la legislación que prometimos y tenerla a través de la puerta… y promulgada antes del final de este año.”

Todo comenzó a ganar ímpetu en 2012, cuando una inmigrante india que trabajaba como una dentista en Irlanda, la Dr. Savita Halappanavar de 31 años, murió de un aborto séptico. Aunque ella le hizo un requisito a un hospital irlandés para someterse a un procedimiento de aborto y evitar poner su vida y la vida del bebé en peligro, el hospital rechazó su requisito.

Cuando ella supo que estaba embarazada, Savita estaba emocionada de que podría ser llamada “madre” por la primera vez. Sin embargo, durante la semana 17 de su embarazo, ella comenzó a tener episodios de severos dolores en la espalda. Después de consultar con varios doctores, se le anunció que ella estaba teniendo un aborto. Cuando ella supo que su bebé tendría menos del 1% de oportunidades de sobrevivir, fue cuando ella comenzó a pedirle a un hospital en Irlanda un aborto. La principal razón por la cual el personal del hospital implicaba era que Irlanda era un “país católico” y que “no podían realizar el aborto”.

Después de soportar un dolor agonizante, el feto murió y pronto fue removido del cuerpo de Savita. Sin embargo, ella ya tenía una severa infección para ese momento. Después de un corto periodo de tiempo, la Dra. Savita Halappanavar murió.

Este fin de semana, en Dublin, la gente se reunión para encender velas, dejando varios mensajes y notas y flores cerca de un mural de la Dra. Halappanavar. Entre los mensajes en el mural, uno de ellos sobresalió: “Lamentamos haber tardado tanto, pero aquí estamos ahora. No nos olvidamos de ti.”

La octava enmienda que prohibía el aborto en la mayoría de los casos, excepto cuando la vida de la madre puede ser salvada solo al someterse a este procedimiento, estaba desde 1983 en Irlanda. La nueva ley de aborto probablemente les permitirá a las mujeres recurrir a este procedimiento solo durante las primeras 12 semanas de embarazo.

Ahora, personas por el país entero, incluyendo los líderes de la coalición “Junto por Sí” (Together for Yes) están sugiriendo que esta nueva ley debería ser llamada “ley de Savita”.

“En términos de Savita y su familia, creo que nuestro país le debe una gran deuda,” Grainne Griffin, codirector de Together for Yes mencionó en una declaración. “Y estamos honrados y muy conmovidos por el apoyo que le prestaron a la campaña durante el curso de esta.”