Las Naciones Unidas Culparon Las Últimas Pruebas de Misil de Corea del Norte, pero No Tomaron Acción

Aunque el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas culpó la reciente prueba de misil de Corea del Norte, no dio ninguna indicación de que estaba preparado para tomar medidas más fuertes

Los 15 miembros del Consejo de Seguridad se reunieron y discutieron por casi cuatro horas durante una sesión de emergencia. El propósito de la reunión fue discutir una respuesta a la última prueba del Norte, la cual envió un misil balístico de rango intermedio sobre la isla japonesa de Hokkaido. Ellos adoptaron una declaración a través de la condenaron el lanzamiento, al igual que otros tres, llamándolos “no solo una amenaza a la región, pero a todos os miembros de estado de las Naciones Unidas.”

En el otro lado, nada en la declaración sugirió que el consejo estuviera listo, en una manera, para endurecer más los ocho conjuntos de sanciones que ha impuesto en el Norte. Por otra parte, no está claro qué medidas adicionales podrían adoptarse, si es que existen.

El embajador de las Naciones Unidas, Nikki Haley, dijo que la declaración mostró que “el mudo está unido contra Corea del Norte.” Ella insinuó una posible respuesta americana, diciendo que “los Estados Unidos no permitirán que continúe esta ilegalidad.”

El presidente Trump vino y añadió su propia declaración, diciendo que “Todas las opciones están en la mesa.”

Kim Jong-un ha autorizado más de 80 pruebas de misiles desde la primera vez que tomó poder hace seis años. Sin embargo, todos los misiles aterrizaron en aguas cercanas debido al hecho de que eran de rango limitado o fueron lanzados en ángulos agudos, alto en el espacio, para que pudiera caer sin llegar muy lejos.

Por el otro lado, el martes, decidieron abandonar esa restricción y lanzaron un misil balístico de rango intermedio a un ángulo normal, enviándolo a Hokkaido. Al hacerlo, el Sr.

Kim podría haber estado intentando probar que él puede pegarle a un objetivo lejano.

Fuente: nytimes.com