Series de Bombardeos en Austin: Sospechoso se Suicida a través de Dispositivo Explosivo

La serie de bombardeos de pequeña escala podrían llegar a un fin ya que el sospechoso se suicidó al usar un dispositivo explosivo, dijeron las autoridades

De acuerdo con las autoridades, los ataques que establecieron el modo de pánico en Austin parecen estar relacionados. El primero tomó lugar el 2 de marzo, cuando un paquete asesinó a Anthony Stephan después de explotar en el porche delantero de su casa. Aun así, al principio, se creyó que era un accidente, los siguientes eventos probaron que no lo fue.

El 12 de marzo, la familia de Draylen Mason de 17 años vivió la tragedia de su vida después de que otro empaque explotó, asesinando a Draylen y hiriendo severamente a su madre. Justo unas horas después y solo a unas millas de distancia, otra bomba muy similar hirió a Esperanza Herrera de 75 años.

Desde el 18 de marzo, otras dos explosiones han sacudido a la comunidad.

Sin embargo, el evento más reciente ha llamado la atención de las autoridades, ya que un sospechoso de la serie de bombardeos se suicidó dentro de su automóvil personal al usar un dispositivo explosivo.

Los bombardeos tomaron las vidas de dos personas y dejó a la capital de Texas horrorizada y en pánico por al menos 19 días.

Desde que los ataques comenzaron el 2 de marzo, las autoridades han estado buscando pistas y etiquetando los eventos como el trabajo de un “asesino en serie” que cambió de táctica.

“Ha sido largo, casi tres semanas,” dijo el jefe de policía de Austin Brian Manley.

Se insta a los residentes permanecer atentos, ya que las autoridades no están seguras si el sospechoso que se suicidó es en realidad el autor de los ataques. Aun así, aún hay una posibilidad de que otros paquetes aún estén presentes en diferentes localizaciones, por lo cual la comunidad necesita poner atención extra a todo lo que ven y reportar cualquier actividad u objetos sospechosos alrededor de sus casas.